Saltar al contenido.

Amuletos para el Amor

30 agosto 2009

La relación que las personas establecen con los amuletos generalmente está cargada de ingratitud. Solamente en los momentos difíciles y de confusión se recurre a un objeto para pedir ayuda, del mismo modo que sólo la desesperación lleva a muchas personas a rezar en una iglesia cuando no acostumbran a hacerlo. Pero el amuleto no es una respuesta mágica a una situación desesperada, y esto hay que tenerlo en cuenta, pues si no, abundarán las decepciones.

Más allá del pudor, las modas, el escepticismo y el sentido de la intimidad, se puede afirmar que el amor mueve el mundo en lo que a las relaciones interpersonales se refiere. Todos deseamos que nos quieran y nos gratifiquen, deseamos amar, dar de nosotros lo mejor que tenemos y recibir la misma o mayor cantidad de amor, para sentirnos completos y felices. Pero en este tema, por desgracia, se hace muy difícil discernir qué es lo que realmente se anhela y lo que resulta más adecuado para cada persona. Sólo el paso del tiempo ayuda a desvelar este enigma.

En consecuencia, los amuletos no siempre dan la respuesta que se espera en el plano afectivo, ya que son un reflejo fiel del sentimiento de quien los usa, no de la imagen que muestra ante los demás. Si quien busca atraer a alguien sabe en el fondo que no es bueno, sus sentimientos serán negativos y, por tanto, el efecto del amuleto se verá atenuado.

Los amuletos relacionados con el mundo de los sentimientos amorosos siempre están ligados al planeta Venus. Por ello, conviene tomar contacto con ellos por primera vez un viernes y cuando la luna se halle en cuarto creciente.

Existen amuletos de amor para las circunstancias más diversas. Los que se detallan a continuación resultan ser los de mayor eficacia para las situaciones más frecuentes.

CONTRA LA INFIDELIDAD

Aguamarina. Es uno de los símbolos de la fidelidad y el amuleto tradicional de los matrimonios en los que reina el equilibrio y la concordancia. Por ello, en el pasado era muy frecuente que el marido regalara a su esposa un anillo con aguamarinas el día de la boda.
Cuerno de ciervo. Si se regala un trozo de cuerno de ciervo dentro de una pequeña bolsa de tela roja a la persona amada, esta se sentirá fuertemente impulsada a permanecer fiel a quien le ha hecho el obsequio.
Falo. Desde las épocas más remotas, desde las culturas de Mesopotamia y Egipto, el miembro sexual masculino ha sido usado como amuleto. Posiblemente, constituye el amuleto de amor más antiguo. Etruscos, egipcios, griegos y romanos erigieron templos, estatuas y monumentos dedicados a representarlo. Significa intensidad, lealtad y dicha plena en el amor. La represión moral que hemos padecido a través de los siglos arrinconó en el olvido este símbolo. Se dice que quien lo lleve siempre estará protegido de las pasiones malsanas y de los amores desafortunados.
Imán. Normalmente, los amuletos contra la infidelidad son preventivos, es decir, actúan antes de que esta se haya producido. El imán es especial, ya que posee validez en todas las circunstancias: sirve tanto para soslayar la infidelidad como para evitar recaer en ella. Hay que regalar a la persona amada un pequeño imán que conserve su capacidad magnética y pedirle que lo lleve siempre encima.
Pulsera. Como en el caso de las alianzas, el intercambio de pulseras significa pertenencia voluntaria a la persona amada y deseo de que la relación nunca se destruya, lo cual es un implícito voto de fidelidad. Si la pulsera se rompe, deberá interpretarse como un anuncio de infidelidad cercana.
Selenita. Si dos enamorados se intercambian una piedra de selenita tallada en forma de corazón, están protegiendo su relación ante la intervención de terceras personas; además, contribuyen a mantener la fidelidad. Este amuleto es más eficaz si la piedra se parte en dos y cada uno de los amantes luce una de las mitades. También es útil en los momentos difíciles, cuando la relación amenaza con naufragar. Regalar esta piedra lunar ayuda en las reconciliaciones.
PARA FORTALECER EL AMOR

Corazón de arroz. Este amuleto solamente sirve para asegurar la dicha de una unión que todavía no se ha consumado. La víspera de la boda, la novia debe coser un corazón con un pequeño trozo de la tela que se ha utilizado para su vestido de novia: tiene que recortar dos caras idénticas en forma de corazón y coserlas por los bordes, dejando un pequeño agujero. Al concluir la ceremonia, debe recoger un puñado del arroz del que le hayan arrojado los invitados como augurio de felicidad y rellenar con él el corazón de tela. Seguidamente, ha de cerrarlo para que el arroz no se caiga y colocar en el centro un lazo rosa. Finalmente, tiene que guardarlo en un cajón del dormitorio donde los esposos comenzarán a compartir sus vidas. El amuleto preserva de separaciones y disputas, y fortalece el amor.
Fotografía. Se toma una fotografía de la persona amada y, con un lápiz o un bolígrafo rojo, se trazan unas líneas que cubran la cara; mientras tanto, se repite el siguiente conjuro: «Nunca me abandonarás y me amarás igual que yo a ti». Puede emplearse una frase similar, siempre que exprese el mismo sentido. A continuación, se coge un trozo de tela negra, se coloca la fotografía dentro de ella y se cubre, cruzando los extremos de la tela y haciendo un nudo con ellos. Después —controlando siempre que la cabeza permanezca hacia abajo—, se apoya la fotografía contra un zócalo (detrás de un mueble, de la cama o de la mesilla de noche, por ejemplo). Por el contrario, cuando se desee que una persona se aleje para siempre, bastará con girar la fotografía para que la cabeza quede hacia arriba. Cuando el amuleto haya dado resultado, es preciso deshacer el nudo, y guardar el paño y la fotografía en un lugar oscuro al que habitualmente no llegue la luz.
Imperdible. Se encarga a un joyero un pequeño imperdible de oro o plata y, un viernes, se coloca en él un pequeño corazón de jade, un colgante de oro o plata con la inicial del ser amado y un trocito de cinta verde. Este amuleto debe prenderse en la ropa interior de quien lo ha realizado. Posee la virtud de asegurar a perpetuidad relaciones armoniosas en el terreno sentimental.
Medalla de Santa Elena. Santa Elena es considera una benefactora de las uniones felices en el campo afectivo. Por ello, resulta recomendable coger una medalla con la imagen de la santa y envolverla en un trozo de tela verde, preferentemente de seda o terciopelo. A continuación, debe guardarse indefinidamente en un lugar oscuro y protegido. Mientras se la posea, se conservará con fuerza el amor que se profesa.
Romero. El romero es una planta talismánica que corresponde al amor. Por eso, un día que decida ir a la montaña de excursión o de acampada, vale la pena levantarse más temprano de lo previsto y, en las primeras horas del día —tan pronto como el sol haya hecho su aparición en el cielo— recoger una flor de romero y dos pétalos de magnolia, con el fin de confeccionar el amuleto. El primer viernes después de la recolección en el que la luna esté en cuarto creciente, hay que guardar la flor y los pétalos en una bolsita de tela verde junto con una pizca de sal, cerrarla con un lazo y colgarla sobre la cabecera de la cama de matrimonio. Este amuleto mantiene viva la pasión de aquellos que comparten el lecho sobre el que cuelga.

PARA LOGRAR SER AMADO

Existen numerosos amuletos destinados a facilitar el acercamiento entre la gente. Antaño, muchas personas acudían a brujas o hechiceras con la convicción de que, mediante elixires o pases mágicos, podían atraer hacia sí el amor de las personas que les interesaban. En la actualidad, estos comportamientos rudimentarios han sido sustituidos por otras prácticas, dotadas de una mayor lógica, en las que se emplean elementos capaces de actuar como fuentes de absorción o emanación de energía positiva. Los amuletos más eficaces son los siguientes:
Alianza de boda. Una creencia de muchos países occidentales afirma que, si una mujer obtiene una alianza de un pastel de boda o con sorpresa, significa que se casará en un breve plazo de tiempo. Si la alianza obtenida se guarda en una caja de lapislázuli o que contenga un trozo de dicha piedra y se lleva siempre encima, se consigue el amor deseado y que la unión concluya en casamiento.
Cordón rojo. El primer viernes de cualquier mes, se compra una cinta o un cordón de color rojo y de aproximadamente 0,50 cm de anchura. Esa misma noche, antes de dormir, con la habitación a oscuras, se recitan las siguientes palabras cabalísticas:
ENAM, BINAR, SATOR, AREPO, TENET, OPERA, ROTAS, HOD, KETHER, CHOKMCE, TEDULAH, TEBURNA, TIPHERET, JESOT, SARDACH, IO, NETZHA.Si no se puede recordar la invocación de memoria, puede usarse la luz de una vela para leerla. Hay que tener en cuenta que la h final suena como nuestra j, la th se pronuncia como una d y la ph suena como una f.
Esta invocación debe repetirse nueve veces de manera consecutiva. Luego, con los ojos cerrados y concentrándose en la imagen de la persona amada, se pronuncia la siguiente frase:
«(EL NOMBRE DE LA PERSONA AMADA)… ÁMAME COMO YO A TI».
Mientras se recita, se coge el cordón rojo y se le practica un nudo. Esta ceremonia tiene que repetirse exactamente igual durante nueve noches consecutivas. En la novena, el cordón rojo —con sus nueve nudos— se ata a la muñeca izquierda de la persona que realiza la invocación. A partir de entonces, cuando se toque a la persona amada con esta mano, la respuesta amorosa será positiva. Es necesario llevar el cordón rojo anudado a la muñeca hasta que el vínculo se haya consolidado.
Lazo de amor. Cualquier viernes por la mañana, se compra un trozo de cinta de color verde de unos 0,25 cm de ancho y, cuando el sol ya se haya ocultado, hay que escribir con tinta verde el nombre de la persona que hace el amuleto, a continuación Venus, el nombre de la persona amada y, finalmente, la palabra amor. La cinta se coloca en la muñeca izquierda, con la inscripción hacia dentro, se hacen tres nudos seguidos y se repiten las palabras que se han escrito en ella cada vez que se haga un nudo, mientras se piensa con intensidad en la persona amada. Esta pulsera tiene que permanecer en la muñeca hasta que se rompa por un imprevisto o por el desgaste natural. A partir de ese momento, se iniciará una etapa de felicidad junto a la persona amada.
Pergamino de amor. Se trata de los amuletos de amor más antiguos que existen. En tiempos remotos se los consideraba infalibles y se acostumbraba a escribir en ellos con la propia sangre. Para realizarlo, es preciso aguardar hasta la primavera. Asimismo, hay que confeccionarlo antes de que la luz del sol alcance la habitación en la que se fabrica. El amuleto consiste en un círculo de papel de pergamino de 5-7 cm de diámetro. En una de las caras hay que trazar cinco círculos concéntricos, dejando aproximadamente 1 cm entre uno y otro para poder escribir. Los círculos deben realizarse con tinta roja. Después, con tinta negra, han de escribirse las siguientes palabras cabalísticas —separadas cada una por una pequeña cruz trazada con tinta roja— desde el círculo más cercano al borde y hacia el interior:
En el primer circulo:
ENAM + BINAH + SATOR + AREPO + TENET + OPERA + ROTAS
En el siguiente:
HOD + KETHER + CHOKMCE + TEDULAH
En el siguiente:
TEBURHA + TIPHERET + JESOT
En el siguiente:
SARDACH + IO + NETZHA
En el último círculo, el del centro, y con tinta SCHEVA
En el reverso del pergamino de amor solamente debe trazarse un círculo, en el cual, con tinta negra, hay que escribir los nombres cabalísticos de Venus, separados cada uno por un pequeño rombo, realizado también con tinta negra. Los nombres son:
AHEA, HAGUIEL, KEDEMEL, SERAPHIN y BNE
Hay que doblar y guardar el amuleto en una pequeña bolsa de seda verde en un lugar oscuro hasta el primer viernes con la luna en cuarto creciente. Esa noche, habrá que retirarlo de la bolsa y, con tinta roja, escribir en el centro —en ambas caras— el nombre de la persona amada, mientras se susurra repetidas veces:
SCHEVA, HAZ QUE ME AME.
Una vez guardado nuevamente en la bolsa, debe llevarse en un bolsillo o en el bolso. Según las leyes cabalísticas, el amuleto concentra grandes energías positivas cada vez que quien lo confeccionó se encuentra con la persona amada.

Pluma de colibrí. El colibrí es un animal muy común en todos los países americanos, donde, además, existen comercios que venden sus plumas a un módico precio, por lo que se puede aprovechar un viaje personal o de un familiar o amigo para conseguir una y poder confeccionar así un amuleto. Se coge la pluma, se envuelve en papel de celofán y se guarda en el bolso. Es preciso controlarla periódicamente, pues, si crece y se alarga como si se tratara de un tallo, anuncia que el amor está por llegar. Si, después de ello, se sigue llevando, actúa como un amuleto de felicidad duradera. Es importante que quien use este amuleto lo lleve siempre que salga de casa. La pluma sólo crece una vez, de modo que sirve para anunciar la proximidad del amor en una sola ocasión. Pero, si después de haberse utilizado se regala, la pluma puede volver a crecer en poder de otra persona, si es que el amor también le ronda.
Poma de amor. Recibe este nombre cabalístico un tradicional amuleto dotado de prestigio secular, cuyo objetivo es atraer el interés de la persona amada. Para realizarlo, es preciso coger una manzana directamente del árbol un viernes con la luna en cuarto creciente, justo antes de que el sol empiece a brillar. El fruto no debe presentar ni picaduras ni magulladuras. Hay que lustrarlo hasta que quede brillante y luego, en un pequeño trozo de papel —de cualquier color que no sea blanco—, se escribe con tinta roja el propio nombre y los apellidos, y, debajo, los de la persona amada. Se abre un pequeño orificio en la parte superior de la manzana —cortándola de manera que quede como una tapa—, se enrolla el papel con los nombres y se introduce en el fruto. Se coloca la tapita y se expone al aire, en lo posible en un lugar sometido a abundante sol. Cuando la fruta se haya secado totalmente, y el papel y la pulpa se hayan fundido, debe envolverse el amuleto en papel de color y guardarse en el dormitorio, pues no sólo permite alcanzar el amor, sino que asegura la duración del vínculo de las dos personas enamoradas.

PARA RECUPERAR EL AMOR

Las difíciles circunstancias por las que atraviesan inevitablemente todas las relaciones afectivas determinan que, a veces, una de las personas se aleje, entre el dolor y la confusión, de la otra, que desearía que la relación continuase por encima de las desavenencias y los contratiempos. En tal caso, es posible pedir ayuda a los poderes mágicos a través de estos eficaces amuletos:
Botón. Para conseguir que la persona amada regrese, hay que poseer algún botón de una prenda suya y coserlo en un pequeño trozo déntela negra con hilo del mismo color, realizando pequeñas cruces. Mientras se realiza la tarea, debe pronunciarse la siguiente invocación:
ISIS, DIOSA SUPERIOR, HAZ QUE … (AQUÍ SE DICE EL NOMBRE DE LA PERSONA) VUELVA A MI LADO. SI NO LO HACES, JAMÁS TE SOLTARÉ, Y QUEDARÁS PRISIONERA EN LA OSCURIDAD.
Cuando la costura haya concluido, se doblan los extremos de la tela de modo que el botón quede completamente cubierto y no le llegue ni la luz ni el aire.
Después, se guarda en una caja de madera de sándalo o de cualquier otra madera olorosa. Cuando la persona amada haya regresado, hay que descoser el botón, devolvérselo y agradecer a la diosa Isis su generosidad.
Buda. La imagen de Buda en marfil blanco o porcelana blanca, con las piernas cruzadas y los brazos apoyados en ellas, es un eficaz amuleto de amor. Un viernes, siempre con la luna en cuarto creciente y antes de que salga el sol, deben pronunciarse las siguientes palabras:
VENUS, REINA DEL AMOR, HAZ QUE SE CUMPLAN TODOS MIS DESEOS Y PROTÉGEME DEL DOLOR Y%DE LA PENA. SCHEVA, HAZ QUE … (AQUÍ SE DICE EL NOMBRE DE LA PERSONA AMADA) VUELVA A MÍ Y QUE SIEMPRE SEA AMADO.
Grano de café. Se coge un grano entero de café y se guarda dentro de una bolsa roja de seda o terciopelo; se cierra con un cordel rojo y se sujeta a la ropa interior o se lleva dentro del bolso. Este amuleto se emplea para conseguir que la persona amada regrese y renazca la paz. Debe conservarse hasta que el cordel se rompa, aunque la dicha ya haya llegado.

¿ Que es el Ojo Turco ?

30 agosto 2009

¿Que es el Ojo Turco?

El mal de ojo existe, eso es indudable, como existe el bien o el mal. La creencia sobre el mal de ojo dice que nace de la envidia, los celos, el egoísmo, el deseo de poseer algo que el otro tiene. Aquella persona que habla mal de los demás, se burla, cotillea, consciente o inconscientemente, solo o en compañía de otros, están enviando sugestiones a terceros que dependiendo del carácter que tenga puede introducirse en mayor o menor medida en su subconsciente y poco a poco ir sembrándole de miedos, aversiones, temores, etc. El perfil del aojador es el de una persona amargada, infeliz, egoísta y celosa de la felicidad ajena. Creer en la mirada maléfica de algunas personas es una tradición muy antigua. Los ojos constituyen la parte más expresiva del cuerpo. Es por eso, que en varias culturas se considera que los malos sentimientos, que están dentro de un ser humano, salen afuera a través de los ojos. Los orígenes del ojo malvado son de Oriente Medio y Mediterráneos. El concepto fue introducido en las Américas, Asia, África y la Australia por los exploradores europeos. La creencia en mal de ojo está muy presente hoy en día en Turquía y se conoce como nazar. Los turcos para protegerse contra mal de ojo, utilizan un abalorio en forma de ojo azul de cristal que se llama “Nazar Boncugu” ( Ojo Turco ). Se usan entrada de la casa o como el amuleto -el más común- se cuelgan en sus paños o sus bolsos, también usan pulseras, pendientes o collares en diversas formas.Los turcos creen que con el amuleto Ojo Turco estan protegidos y toda negatividad y malas vibraciones será dirigido al amuleto y hay que “cortarlo”. Según su tradición, el origen del ojo azul se debe a la invasión de los nórdicos, que tenían los ojos claros y echaban mal de ojo. En China el remedio para el ojo malvado es el espejo del PA Kua, un espejo exagonal que se cuelgue en la puerta principal o se coloque en la ventana delantera para invertir mala energía de nuevo al remitente. En Feng Shui, los espejos son de uso frecuente como una curación toda reflejar la parte posterior negativa de la energía en todas las clases de cosas? la gente, la mala arquitectura, el tráfico, los vecinos, las obstrucciones físicas tales como árboles o las rocas o todo lo demás que pudieron consideraban para ser un conductor de Har Shui (vibraciones negativas). En la India la parte posterior de reflejo del ojo malvado toma la forma de pequeños espejos que se cosan, se trencen en la ropa. Éste que refleja detrás de mala energía es también familiar a los médicos de Wicca y Lukumi o Santeria. En la India, el ojo humano también se considera ser un espejo del alma. Desgaste de mujeres indio kohl o maquillaje negro pesado para acentuar sus ojos no sólo para blindarse de ojo malvado pero también para evitarse que lo inflijan accidentalmente en otros. En las cuerdas de la India encadenadas con los granos azules se colocan en bebés recién nacidos. Cuando la cuerda se rompe y los granos se pierden el niño se consideran para tener bastante fuerte una aureola para protegerse contra el ojo malvado. Las cuerdas rojas usadas sobre la muñeca o el cuello se piensan para tener un efecto de gran alcance contra malevolencia ocular. Un encanto de plata llamó a Eye de Buddha que se refiere al Gautama Buddha también se usa contra ataque astral. En Italia, el oro, la plata o las gemas tallaron o el molde en la forma del Mano Fica o de Mano Cornufa se utiliza para rechazar el mal. se hacen de coral rojo, pero muchas versiones existen hecho hoy de piedras preciosas y de plástico. Son usadas por los hombres para proteger contra marchitar de los órganos genitales probablemente causados por el máde ojo. En culturas árabes, los tipos supersticiosos usan un ojo bajo la forma de piedra echada en el centro de un hueso formado mano o el encanto egipcio común del encanto A del metal es la hebilla de ISIS que represente el cojín menstrual de ISIS de la diosa que era la madre de todas las cosas vivas.

VIEJOS REMEDIOS PARA COMBATIR EL MAL DE OJO

•Amuletos de Ojo Turco •Llevar turquesas •La herradura clavada en la puerta •Llevar en el bolsillo tres granos de sal gorda •El ajo en el bolsillo o en la puerta •Esparcir perejil en la cama •Llevar un imán dentro de un saquito de seda verde •Tener la escoba detrás de la puerta Una pequeña receta contra el mal de ojo En un papel escribe lo siguiente: “Para que mis enemigos visibles o invisibles, se olviden de mi y de mi persona”. Méte éste papel en un vaso de agua hasta que lo cubra y seguidamente introdúcelo en el fondo del congelador. Cuando el contenido se haga hielo, dale la vuelta al vaso dejándolo en el mismo sitio.Así conseguirás protegerte y parar los ataques de éstas personas.

¿CÓMO PROTEGERSE DEL MAL DE OJO CON LA FUERZA DEL PENSAMIENTO?

De pie, cerrad los ojos e imaginaros que encima de vuestra cabeza hay un círculo plateado de aproximadamente un metro de diámetro. Este empieza a girar en sentido a las agujas del reloj. Este lentamente empieza a descender. Vuestro cuerpo está dentro del círculo. Baja hasta la altura de los pies. Se detiene. Luego sube. Se oscila de vez en cuando. Se para sobre vuestra cabeza. Baja de nuevo lentamente. Se oscila. De nuevo se para en vuestra cintura. El circulo siempre está girando. Vuestro cuerpo, cada vez más se va relajando y os sentís, poco a poco, cada vez más protegidas. Os dais cuenta que el círculo ha construido una barrera alrededor de vuestro cuerpo de energías positivas que os protegen de cualquier ataque externo. Abrid poco a poco los ojos y seguir pensando en vuestro anillo protector durante horas.

Amuletos protectores

30 agosto 2009

¿Qué son los amuletos protectores?
Hay varios tipos de amuletos, pero casi todos se utilizan para invocar la protección de la magia. En el Egipto antiguo se construían amuletos para proteger de una multitud de inconvenientes y desastres. El nombre que recibían estos amuletos eran sa o mkt. En Egipto también se elaboraron otro tipo de amuletos, los que otorgaban atributos útiles o positivos, como la salud. En Egipto, a estos amuletos se les llamó wedja.

Otras civilizaciones también utilizaron los amuletos con frecuencia. Una clase de amuleto protector, que fue nombrada por el filósofo romano Plinio el Viejo, era el utilizado contra las enfermedades.En este tipo de amuletos se tomaba un enfoque homeopático de la salud, ya que solían contener la sustancia que provocaría la enfermedad.

En sus ingredientes había venenos u otras sustancias, normalmente en forma de polvos, dentro de una cajita o bolsa que la persona llevaba colgada tocando su piel. Si el amuleto debía proteger el corazón de la persona u otro órgano, debería llevarse cerca de esa área del cuerpo.

Los amuletos también funcionan sobre la base «lo similar atrae a lo similar». Un amuleto en forma de corazón se utilizaba para proteger al corazón de las arritmias, y también para evitar que en los desengaños amorosos «rompiera el corazón», si la persona tenía un amigo o amante.

Los amuletos se utilizaban también como protección personal. Este tipo de amuletos suele utilizar diseños religiosos como el ankh egipcio, la cruz cristiana o la estrella de David judía. Estos diseños son símbolos del poder divino que protege a los creyentes. Para los magos, el pentáculo es un diseño religioso con mucho poder. Con la punta señalando hacia arriba, el pentáculo simboliza el equilibrio armonioso entre los cuatro elementos y el espíritu; con ello protege y mejora la vida.

La estrella de David, una estrella de seis puntas, también se utiliza como protección poderosísima contra el mal y contra los hechizos de un mago rival. La estrella de seis puntas comprende dos triángulos, uno apuntando hacia arriba y otro apuntando hacia abajo. Estos eran el principal diseño del famoso «Sello de Salomón», que se creía era el amuleto de protección más poderoso que podía poseer un mago. Representa la ley universal más ele- La estrella judía de David, vada,  la del equilibrio de los opuesto, o el equilibrio entre el macrocosmos que es el universo y el microcosmos que es un ser humano. Suele ir acompañada de las palabras: Como es arriba, es abajo.

Los objetos naturales también son valiosos por sus poderes mágicos. Las garras de los animales que se creía daban a los cazadores una cierta ventaja al perseguir a sus presas sin ser heridos por ellas; asimismo, llevar una pluma de un pájaro, como por ejemplo un halcón, infundiría en el portador los dones de esa criatura. En el caso del halcón, este don sería la visión penetrante del pájaro.

Los amuletos construidos con objetos naturales, tales como piedras, gemas o conchas, tienen ciertas energías que protegen a su portador de amenazas concretas o atraen ciertas formas de energía. Por ejemplo, un citrino (un cristal de cuarzo amarillo) puede llevarse encima para proteger a quien lo lleva de las pesadillas o para aumentar sus dones psíquicos.

Los amuletos a menudo se llevan en collares para ofrecer una protección permanente contra las fuerzas negativas sobrenaturales y contra los miedos más (recuentes en la vida cotidiana: la muerte, la pobreza y la enfermedad. Reúna los siguientes ingredientes para construir este amuleto «sirve para todo», que estará en una bolsa que puede llevar colgada al cuello.

¿Qué necesita?
• Un pedazo de ágata roja.
• Un pedazo de lapislázuli.
• Un poco de salvia seca.
• Un ankh de plata o de color plateado.
• Un trozo de pergamino o de papel parecido al pergamino (preferiblemente de unos 5 centímetros de ancho, aunque la longitud no importa).
• Un rotulador permanente negro.
• Un cordón o cinta roja (para atar el trozo de papel una vez lo enrollemos).
• Una bolsa de seda roja con cordones para cerrarla, lo suficientemente grande como para que quepa todo lo anterior.
• Una tira de cuero negro.

¿Cuándo deberá construir este amuleto?
Durante la luna nueva.

¿Qué debe hacer?
Ponga los primeros cuatro ingredientes en la bolsa. El ágata que ponemos significa la longevidad. También puede utilizarse como amuleto, por sí sola, para purificar la sangre y aliviar la fiebre. El lapislázuli ayuda para la protección psíquica. La salvia tiene reputación de estar relacionada con la longevidad, y el ankh egipcio lo añadimos porque es el símbolo antiguo de la vida.
Escriba las siguientes palabras en un trozo de papel:
Vida, prosperidad, salud

Estas tres palabras solían hallarse escritas en jeroglíficos en la parte posterior de muchos amuletos egipcios antiguos. Muchas personas creen que los jeroglíficos que simbolizan estos conceptos eran mágicos en sí mismos.Envuelva el papel en un rollo y átelo con la cinta o el cordón rojo para asegurarlo. Póngalo en la bolsa con los demás objetos. Tire de los cordones de la bolsita y ciérrela, ate la tira de cuero alrededor de la bolsa, donde le parezca adecuado. Ate juntos los extremos de la tira de cuero y cuélguese este poderoso amuleto alrededor del cuello. En la magia egipcia se llevaban estos amuletos alrededor del cuello, ya que esta área parece ser muy vulnerable ante las enfermedades, tales como atragantarse o quedarse sin respiración y morir.

Diferencia entre Amuleto y Talisman

30 agosto 2009

«amuleto» es un objeto mágico protector, mientras que «talismán» es un objeto cargado mágicamente, que puede proteger contra ciertos acontecimientos o aumentar ciertas energías ocultas.

El Escarabajo Sagrado

30 agosto 2009

Los escarabajos se hacían de distintas materias, desde la suave esteatita hasta la dura madera. Los escarabajos de metal son más escasos, aunque se han encontrado algunos de oro, plata y bronce. En la mayoría de los casos el cuerpo del insecto es de piedra y sólo las alas de metal.

Algunos fueron labrados en piedras preciosas o semipreciosas: berilo, cuarzo blanco, hematita, amatista, serpentina, lapislázuli y turquesa. Sin embargo, la mayor parte de los millares de escarabajos hallados en las tumbas de Egipto son de barro o esteatita. Presenta formas ovaladas, alas recogidas y perforaciones en el sentido de su eje mayor para ser ensartados en collares. Originalmente se hallaban recubiertos de esmaltes de color verde y azul. Colores característicos de algunas de las especies de la naturaleza. En los ejemplares que aún se conservan los colores se han ido deteriorado. La cabeza, el tórax y los élitros, se hallan, por lo general, delineados. En algunos casos, el
reverso del dije o amuleto se dejaba liso, o con el nombre de algún alto dignatario o faraón.

Digamos que cuando un mago creaba un amuleto, como el escarabajo, introducía en él fuerzas esenciales para preservar la vida y garantizar la inmunidad de un cuerpo o de una momia. Generalmente para proteger por completo a una momia, había que utilizar 104 amuletos diferentes. Atados a los dedos de los pies o a los pies. También con un ritual se hacía llegar y circular la fuerza mágica a través de todo el cuerpo, antes de llegar a la cabeza. En el antiguo Egipto se consideraba a una buena madre de familia, a aquella que tenía un conocimiento profundo de la magia de los amuletos.  Los que se utilizaban para poner a sus hijos al abrigo de peligros exteriores de toda clase e índole.Durante el crecimiento de la persona, el escarabajo favorecía para el amor, la vitalidad y el éxito del trabajo. Hay que destacar que se han encontrado escarabajos reales con los nombres de diversos faraones del antiguo imperio incluso Khufir (Keops) y su hijo Man-Kau-Ra (Micerino), constructores de las pirámides homónimas, pero se considera que tales amuletos pertenecen a una época posterior y que sus inscripciones eran de carácter conmemorativo o invocatorio del poder divino de aquellos soberanos. Se estima que los primeros escarabajos aparecieron durante el ocaso de la sexta dinastía (hacia 2200 a. De C.) que señaló el fin del antiguo imperio.

Los escarabajos han conservado para la historia los nombres de diversos faraones que, de lo contrario, hubieran permanecido en el olvido.Hubo una época en que los escarabajos se ofrecían como prendas de buena
voluntad y talismanes de buena suerte: “Con el favor de Ptah, el príncipe Shashang le desea a su madre, Ka-ra-ma-ma, un feliz año nuevo” reza uno de ellos. En otro se lee: “Quisiera Amón iniciar el año con felicidad”. Muchos de ellos, a manera de medallas milagrosas, presentan inscripciones con el nombre de la deidad protectora. En los escarabajos dedicados exclusivamente al adorno personal: dijes, pendientes, sortijas, colgantes o collares, en vez de fórmulas
místicas se grababa en ocasiones jeroglíficos o signos misteriosos solo comprensibles por la persona que los poseía o bien el nombre, títulos o algo que a ésta se refiriera, si no eran solo simples combinaciones de líneas de rollos o de entrelazados de puro carácter decorativo.

En muchos de ellos se encuentran una frase formada por tres signos jeroglíficos que significan: “durable para siempre es la renovación de Ra”. La importancia simbólica del escarabajo alcanzó su apogeo en las ceremonias funerarias del nuevo imperio tebano (1567-1085 a. De C.), época en que se le representaba con las alas abiertas, cabeza y cuernos de carnero y a veces con un rostro humano, emblema del alma resurrecta. Se le tallaba y pintaba en los ataúdes, e incluso se le colocaba dentro del cuerpo de la misma momia; en ocasiones el cadáver se envolvía en una malla provista de escarabajos ensartados, o se le conservaba en sarcófagos escarabeiformes pintados con los colores típicos del insecto. Los escarabajos se colocaban en los ojos, tórax y abdomen del difunto; engastados en medallones, brazaletes y anillos, se colocaban en el pecho, muñecas y dedos de los cadáveres, o simplemente en el puño cerrado de la mano izquierda. En una sola tumba han llegado a encontrarse hasta 3000 escarabajos.

El significado más profundo correspondía al escarabajo del corazón, hecho por lo común de arcilla o piedra y que se colocaba sobre el pecho o en las entrañas del difunto. Al preparar un cadáver para su inhumación, el corazón se embalsamaba aparte, guardándosele junto con los pulmones en uno de los cuatro vasos conopos; debía valerse de sí mismo para realizar el viaje a través del mundo de ultratumba, donde sería pesado y juzgado en las balanzas de Osiris. Pero como los egipcios creían que el corazón era el asiento de la vida, el cuerpo quedaba inerte sin él y no podía emprender el viaje para llegar a su encuentro, único medio de alcanzar la vida eterna.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.